Pequeña habitación.


"¿Qué me ha pasado?" Eso es lo que le pregunta el pequeño.
Mira al suelo y se pregunta, "¿Cómo puedo decirte esto?"
Lo mira y dice rápidamente "He sido así desde que tengo memoria, siempre he tenido estos pensamientos oscuros... Estas cosas que me hacen sentir loca."
La observa sin entender lo que le acaba de decir.
"De qué cosas hablas? No logro comprenderte."
Mira nuevamente el suelo avergonzada y sigue contándole.
"Yo los veo, Ellos no van a desaparecer, Ellos no le temen a nada...No importa lo que haga ..."
La mira más extrañamente que antes, eso la desespera.
"Eso no explica lo que has hecho, de quiénes hablas?"
Cae arrodillada al suelo, siempre con la cabeza baja.
"Sé que piensas que estoy loca, no trates de ocultarlo, pero.., yo también me pregunto qué me ha pasado..."
Levanta la vista  y la persona con la que se encontraba hablando ya no está, no hay nadie con quien hablar, las pocas personas que conocía enloquecieron y se suicidaron en esa misma habitación, pequeña habitación en la cual se encontraba encerrada.



Después de meses publico algo nuevo, quiero no colgar más con el pequeño blog y subir cosas más seguido.   ~

5 comentarios:

  1. Rodeada de gente pero siempre sola, la habitación se cobra otra alma?
    Muy lindo shukaaaw :3

    ResponderEliminar
  2. "La persona con la que se encontraba hablando ya no está"... Suena a que alguien te dejó de lado.

    ResponderEliminar
  3. Una historia muy llamativa y aterradora!

    ResponderEliminar

Gracias a aquellas personitas que se toman el tiempo en leer mis escritos. Gracias por cada comentario, siempre serán bienvenidos.
Todo texto que se encuentre en este blog es obra mía. Se agradece por no copiar.